lunes, 11 de junio de 2018

Enamorada del mar

Empiezo la semana enseñando un recosiendo que he disfrutado muchísimo.


Pasamos por el cajón de 'para reciclar' y mi nena eligió una falda negra lisa, con tela gruesa y tiesa, tipo vaquero.

La verdad es que casi le iba bien, excepto la cintura, que le quedaba grande.


Descarté meterle, en parte porque la tela era muy dura y prometía dar mucha guerra, y en parte porque mi chica está creciendo por momentos y prefería un arreglo que le durara más.

Así que le propuse coser un cinturón, y eligió loneta de estrellas.


El cinturón está fijo desde un lado del delantero hasta el otro, para 'fruncir' la cintura, pero que sea fácil acceder al botón y la cremallera. Después el trozo que cuelga en esta foto se abrocha con un snap.
Así, cuando le vaya estrecha, descoseré del lado largo, lo volveré a fijar más ancho, y pondré otro snap.


Y ahora a lo interesante. Le prometí algo de decoración a mi nena.

Esbocé una chica con ojos cerrados y melena ondulada, y mi nena dijo ¡sí sí sí!  Eligió pelo turquesa.

Así que la pinté con 3 líneas de tiza sobre la tela, y a partir de ahí fue todo improvisado.

Empecé con el prensatelas normal y zigzag - no me gustaba. Probé con el de doble arrastre y tampoco. Me acordé del prensatelas de bordado libre, que sólo había intentado usar (sin éxito) una vez, y lo coloqué según las instrucciones de la máquina.


La idea es: el prensatelas no sujeta la tela excepto en el momento de la puntada. Además, anulas los dientes de la máquina, así que la tela no se mueve. Tienes que moverla tú, y puedes hacerlo en cualquier dirección.


La verdad es que no es fácil hacer puntadas regulares o controlar la dirección. Sobretodo al principio, ufffff, se te traba un pelín de nada la tela y te encuentras cosiendo en otro sitio.

Pero es divertidísimo, y enseguida le fui cogiendo el truco.

Tengo que decir que creo que la tela colaboró mucho, al ser dura y tiesilla.


Lo que más me gustó fue la sensación de pintar. Ir cambiando de hilos y hacer sombras y degradados. Rellenar unos trozos 'a garabatos circulares', otros más bien con líneas, y repasar y recoser a toda velocidad. 

Combiné hilos mates y brillantes. Usé todos los que veis en la foto:


El dibujo fue creciendo y cambiando solo, como si tuviera vida propia. Me encanta cuando las costuras se van decidiendo así.

En algún momento pasé de melena ondulada a olas del mar, y para reforzar esa idea (previo preguntarle a mi chica) añadí un barquito de papel.


Así quedó la parte de delante de la falda...


... la parte de detrás...


... y el dibujo visto de lado. La chica con melena de olas.


¿Qué os parece? Aquí fue un flechazo, aún no la había terminado y ya quería estrenarla. De hecho, se la puso recién salida de la máquina.


9 comentarios:

  1. Me encanta el resultado. Es muy buena idea lo de reciclar ropa para tu chica.

    ResponderEliminar
  2. Wuauuuu... eres una artista!!!
    Me encanta!!!!

    ResponderEliminar
  3. ¡Esta falda es una joya! Podría copiarte un día? Que trabajo ! BRAVO

    ResponderEliminar
  4. Menuda artista a estas hecha. Me has dejado flipada. Es preciosisma 😍😍😍😍

    ResponderEliminar
  5. Uau! M'he quedat sense paraules! És preciós el brodat!

    ResponderEliminar
  6. Alucinante! El resultado es espectacular Y según cuentas, el proceso es como magia! 😍😍😍 Realmente eres una artista! Yo te copiaría, pero me temo que sería un desastre. 😅

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...