lunes, 13 de julio de 2020

Cómo coser un dobladillo en tela de camiseta



Coser los dobladillos de las camisetas es algo que, sobretodo al empezar, nos puede dar problemas.
Os he preparado un post con todos mis trucos.



Antes de empezar

Cuanto más fina y más elástica es la tela, más complicado es coser el dobladillo. Para empezar, os recomiendo camisetas o sudaderas ni muy finas ni muy elásticas.


¿Cuándo coso los dobladillos?

Suelo dejar el dobladillo de las camisetas para el final (*), sobretodo si es la primera vez que coso un patrón. Así puedo probar la camiseta con cuello ya y todo y veo si me quedó larga (puedes hacer el dobladillo más ancho) o si justamente es corta (ooooh! bueno, entonces le añado un puño abajo).
(*) peeeeero si el borde de abajo no es recto, sino redondeado, entonces prefiero coserlo antes de cerrar los laterales.



Por otro lado, los dobladillos de mangas y pantalones me resultan más fáciles si los hago antes de montar la prenda.


Hay quien encuentra que queda un poco más feo (que la costura que cierra la prenda llegue hasta el borde - yo después lo remato como en la siguiente foto), pero sobretodo si la manga es estrecha, para mí compensa con creces, porque haciéndolo antes, el dobladillo queda mucho mejor.


Si queréis hacer el dobladillo de una manga o algo pequeño una vez cerrada la prenda, os recomiendo que la coloquéis como en esta foto.



¿Cómo de ancho hago el dobladillo?


Si los dobladillos de las camisetas se giran hacia arriba cuando las lleváis es porque son demasiado estrechos. Probad a hacerlos doblando 3cm la tela.



¿Cómo sujeto el dobladillo antes de coser?

En general, unos pocos alfileres bastan. Mis preferidos son estos largos, con la cabeza plana.

Yo los coloco siempre 'en el sentido de mayor rapidez de salida'. Es decir: perpendiculares a la tela, con la cabeza hacia la derecha. Así me resultan muy fáciles de retirar a medida que coso.
Los voy quitando antes de llegar a ellos.


Confieso que, con la práctica, a veces ni pongo alfileres - si la tela lo permite. Pero si estáis empezando, ¡no os lo recomiendo!


A veces el dobladillo coincide con el borde de la tela y está enrollado (me pasa porque siempre las lavo antes de coser). En estos casos parece difícil hacer el dobladillo, pero si colocáis muchas agujas de esta manera, sujetándolo plano, podréis aprovecharla sin problema.


Otra opción es sujetarlo con adhesivo para tela.



¿Qué prénsatelas y aguja uso?

Elegid una aguja adecuada según la tela. Si es camiseta, que sea de punta bola (jersey). Si la tela es delicada, quizás necesitéis que sea más fina.

Hay quien usa aguja doble - lo he probado varias veces y no me gusta, porque si la tela es fina, la costura me queda abultada. Y nunca me queda tan elástica como me gustaría.


Cosed con walking foot o prensatelas de doble arrastre (pasad por este post), así la tela avanza más fácilmente y evitáis ondulaciones.


Si no os termináis de creer la diferencia entre usar este prensatelas y el normal, mirad:




¿Qué puntada uso?

Las telas elásticas necesitan, en general, puntadas elásticas, para que no se rompa el hilo cuando la tela se estira.
Probad en un retal (en doble, como será el dobladillo) las distintas puntadas y ajustad la tensión, hasta que la puntada quede elástica y bonita.

El zigzag normal a mí personalmente no me gusta demasiado, porque queda poco resistente, y sobretodo los peques la estropean con los tirones.

El zigzag en 3 pasos es de mis preferidas para dobladillos. Queda resistente y bonita. Lo malo es que no es fácil de descoser.


Esta otra puntada, imitando overlock, también me encanta. Queda bonita y resistente, pero tampoco es fácil de descoser.



¿Por dónde coso?

Es mejor no coser justo al borde de la tela, sino unos milímetros antes. Así la tela se mueve mejor y la puntada queda regular.
Una vez cosido, recortad con cuidado el sobrante.



¿Y si la tela es muy difícil?

Pocas veces uso entretela en los dobladillos - los suelo hacer directamente y ya. Pero si la tela es difícil (está muy enrollada, parece que está viva, es muy fina o muy elástica) esta es la solución.


Es una cinta de entretela que se plancha y pega el dobladillo, dándole consistencia. Después coser es súper fácil y queda perfecto.



¿Y si la máquina se come la tela?

Una opción es usar la entretela que os acabo de enseñar.

Otro truco es poner la tela sobre un papel, y una vez cosido retirar el papel.
Va genial para puntada recta y para zigzag quebrado (con otras puntadas probad antes en un retal porque quitar el papel se puede complicar bastante).



¿Un dobladillo en curva?

Para dobladillos en curva, en los que el borde de la tela es más largo que por donde vamos a coser, es mejor primero fruncir un poco el borde de la tela, hasta adaptar la medida. Lo podéis hacer a mano o a máquina - para mí lo más fácil es hacerlo con la overlock (aquí lo explico).

Otra opción es hacer alguna pequeña pinza.


Si pasa al revés, y el borde de la tela es más corto que por donde coseremos, quizás tengáis que abrir la tela en varios lados.


Otras opciones

Si la tela resulta simplemente imposible o queréis algo distinto, hay otras opciones. Podéis rematar con un puño, un falso puño, biés o una vista.

Puño en la misma tela, cosido con overlock,
para rematar esta camiseta en una lycra fina y elástica.

Incluso dejar sin rematar, o dejar enrollado.


Los bordes ondulados, con overlock, quedan muy chulos en la ropa de los peques. Mirad aquí.



¿Os ha resultado útil este post?
Ya me contaréis qué tal.

En la pestaña 'aprende a coser' tenéis muchos más con mis trucos :) - y también en Instagram, pinchando en #trucosmrdm .


1 comentario:

  1. Cómo siempre muchísimas gracias!!! Me ha ayudado tu post a sacarme unas dudas que siempre tenía al momento de coser los ruedos!!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...